Ante la vuelta de Villa a los entrenamientos en las instalaciones de Boca Juniors, la dirigencia del club ha dejado en claro que el jugador no será considerado para formar parte del equipo. A pesar de su regreso, se le ha comunicado al entorno del futbolista que no será tenido en cuenta, a raíz de una carta documento enviada a la dirigencia, que destaca la existencia de un contrato vigente hasta diciembre de 2024. Esta situación plantea un escenario complicado para Villa, quien deberá enfrentar un desafío importante en relación a su futuro en el club.

Sebastián Villa volvió a la Argentina el martes porveniente de su país natal. Su vuelta se da ya que junto a sus abogados intimó a Boca Juniors para volver a entrenar. Así y todo, el ultimatum de Jorge Almirón de no tenerlo en consideración luego del fallo de la justicia sigue en pie.

Para recordar su caso, la justicia determinó culpable al deportista colombiano por dos años y un mes bajo la causa “amenazas coactivas, en concurso real y lesiones leves calificadas” a su ex pareja Daniela Cortez. Es así, como hace más de un mes Villa se encontraba en su país esperando alguna oferta para cambiar de mercado futbolistico, pero, hasta la fecha no llegó ninguna. Entonces, decidió optar por intimar al club Xeneixe.

Por otra parte, en diciembre de este año, Villa afrontará otro juicio por “Abuso sexual agravado” en donde la pena es de 15 años de cárcel.

Desde Boca Juniors declararon que le permiten seguir estando en las instalaciones del club pese a que no será tenido en cuenta. El motivo de la dirigencia es para no afrontar una denuncia por “despido discriminatorio”. Mientras tanto, la idea, del futbolista es seguir esperando alguna oferta formal en el club de La Ribera.